martes, 4 de octubre de 2011

Gestión de Inventarios - Clasificación ABC

La gestión del  inventario incluye dos cuestiones fundamentales: cómo se clasifican los artículos del inventario y cómo se mantiene con precisión los registros de inventario.


Clasificación ABC

El análisis ABC es un proceso que consiste en clasificar los artículos del inventario disponible en tres clases de acuerdo a su uso monetario. Este método es una aplicación del principio de Pareto, también conocido como la regla del 80/20, que sostiene la existencia de pocos artículos importantes y muchos triviales. (Heizer y Render, 2001)

A continuación se muestra la representación de la clasificación  ABC:


Como nos menciona Heizer y Render (2001), el análisis ABC sirve de guía para establecer políticas adecuadas  para la gestión de las diferentes clases de artículos y resultado de ello, se obtiene:
·       Mejores pronósticos
·       Control físico más efectivo
·       Evaluación permanente del proveedor
·       Reducción del inventario de seguridad.

Algunas de las políticas que  pueden adoptarse basadas en el análisis ABC son las siguientes:
·       Los recursos de compras que se dedican al desarrollo de proveedores deben ser mucho mayores para los artículos A que para los artículos C.
·       Los artículos A, a diferencia de los artículos B y C, deben tener un control físico más riguroso, guardarlos en un lugar más seguro y comprobar la exactitud de los registros con mayor frecuencia. En realidad, el control de los artículos C puede ser mínimo y se puede tener una gran cantidad de existencias, ya que no requiere tanta inversión.
·       El pronóstico de los artículos A merece mayor cuidado que el de los demás artículos. Debido a que el inventario debe ser rotativo y  frecuente, además, debe haber la menor cantidad de existencias, ya que el costo de inversión es alto. 

Cabe mencionar que el análisis ABC no es un criterio inflexible, sino una primera aproximación a la ordenación de artículos. En realidad, existen varios criterios  para clasificación de inventarios y dependerá de cada empresa seleccionar la clasificación  más conveniente para el cumplimiento de sus objetivos.  (Jungbluth, 2009)
Los diferentes criterios se explicarán a continuación:

a)     Valor del inventario
Considera el costo promedio de inventario durante todo un año. En este caso,  la clasificación correspondería a la siguiente distribución:
Artículo A: Inventario elevado.
Artículo B: Inventario moderado
Artículo C: Inventario bajo.

b)        Criticidad
Considera el potencial de detener  la producción, es decir, la importancia del artículo para la operación. En este caso, la clasificación sería de la siguiente manera:
Artículo A: Detiene la producción.
Artículo B: Retrasa la producción.
Artículo C: Causa inconvenientes, pero sin efectos en la producción.

c)        Disponibilidad de las fuentes de suministro
Considera la disponibilidad de proveedores de materia prima o determinados productos. En este caso,  la clasificación correspondería a la siguiente distribución:
Artículo A: Fuente única de suministro.
Artículo B: Pocas fuentes. 
Artículo C: Múltiples fuentes.

d)        Tiempo de espera
Considera el tiempo de espera total, es decir, el tiempo transcurrido desde que se solicita el requerimiento hasta su disponibilidad por el usuario en el almacén. En este caso, la clasificación sería de la siguiente manera:
Artículo A: Tiempo considerable.
Artículo B: Tiempo moderado.  
Artículo C: Tiempo reducido.

e)        Movimiento
Considera las demandas o movimientos de los materiales durante 1 año. En este caso,  la clasificación correspondería a la siguiente distribución:
Artículo A: 0 a 2 movimientos en 12 períodos.
Artículo B: 3 a 6 movimientos en 12 períodos.
Artículo C: 7 a más movimientos en 12 períodos.

f)         Requerimientos de almacenamiento
Considera las condiciones de almacenamiento especiales, tiempo de vida útil,  deterioro y fragilidad de los materiales. En este caso, la clasificación sería de la siguiente manera:
Artículo A: Baja vida útil.
Artículo B: Vida útil moderada.
Artículo C: Sin atención especial.

g)        Alternatividad
Considera la obsolescencia, sustitutabilidad y reparabilidad de los materiales.
En este caso,  la clasificación correspondería a la siguiente distribución:
Artículo A: Alto factor de obsolescencia, sin sustitutos.
Artículo B: Moderado factor de obsolescencia, sin sustitutos.
Artículo C: Sin factor de obsolescencia, sustituible y reparable.

h)        Rentabilidad
Considera la rentabilidad de los materiales. En este caso, la clasificación sería de la siguiente manera:
Artículo A: Alta rentabilidad.
Artículo B: Moderada rentabilidad.  
Artículo C: Baja rentabilidad.

i)          Factores ambientales
Considera los factores ambientales y seguridad  según las normas establecidas. En este caso,  la clasificación correspondería a la siguiente distribución:
 Artículo A: Mayor impacto ambiental.
Artículo B: Moderado impacto ambiental o de seguridad.    
Artículo C: Bajo impacto ambiental o de seguridad.

En la práctica, las empresas  necesitan emplear  más de un criterio, en otras palabras, requieren aplicar la Matriz de Criterio Múltiple que permite una mejor gestión y toma de decisiones. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada